jueves, 7 de agosto de 2014

ERA TAN LIBRE, QUE TEMÍ ABRAZARLA



Gabriel Velxio me tiene enamorada de sus palabras. Siempre tan preciso con las cosas que siento, con las cosas que pasan, con las cosas que vivo... Aquí les comparto uno de sus poemas que me ha hecho pensar mucho en los amores que se me van... será que soy tan libre que temen abrazarme?
>>>>

Ella y su libertad. Dos bellos riesgos para enamorar a este desprevenido solitario. Entre su alegría de querer, y esas ansias de ser, seducía sin premeditar a cualquier tristeza que no pensara. Apenas la descubrí repentino, comencé a contemplar admirado, como hacía de sus sueños, una doctrina de vida. Cuando hablaba, parecía levitar sin importarle a donde estaban las nubes. Demasiado clara para no sentirla antes de verla. Era para quererla tanto, pero sin tocarla. Sin interrumpir su larga y profunda mirada, que buscaba el permanente horizonte. No podía, ni pude retenerla. Hubiese sido contra toda naturaleza del querer. Solo la vi partir, escuchando un susurro parecido al hasta siempre. Era tan libre, que temí abrazarla. 

“Libertaria” - © Gabriel Velxio

1 comentario:

  1. jajaja... a ella no se le abraza, se le orbita...

    ResponderEliminar

sincerate aqui...